Can Bruixa
16 marzo, 2017
Tuvimos una petición un tanto especial que consistía en crear una experiencia para niños de 12 años para un cumpleaños y que tuvieran que encontrar un tesoro pirata. Combinamos espacios cerrados con espacios abiertos y un entorno que no era único para nosotros. Al final fue todo un éxito y los niños quedaron encantados.



Buscamos que tuvieran que utilizar todas sus habilidades, tanto físicas, como de lógica, espaciales incluso de puntería. Queríamos que fuera una experiencia completa y que pudieran identificar sus puntos fuertes y sus puntos débiles dentro de un juego de equipo para que ninguno tuviera sensación de frustación o que no había colaborado a lo largo del juego.



Preferimos no darles un tiempo límite sino que fueran descubriendo los enigmas con calma y con tiempo para adapartarse a cada situación. Además de dar las indicaciones necesarias cuando fuera necesario.



Al final encontraron el tesoro y tanto padres como niños terminaron eufóricos y con ganas de repetir. Alguno llegó a decir que había sido el día más feliz de su vida y con eso nos quedamos :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *